Calidad del aire en interiores

Recomendaciones sobre la calidad del aire en interiores para la prevención de la propagación del SARS-COV-2

La ventilación y la filtración pueden reducir la concentración del SARS-COV-2 en el aire. Hasta que no haya un sensor de coronavirus, la monitorización de COV, CO2, temperatura y humedad son formas fiables de evaluar el estado de los espacios interiores y poder actuar para mantenerlos lo más saludables posible, garantizando así la calidad de aire interior. Además de la monitorización de la Calidad del Aire, hemos identificado tres métodos para proteger la calidad del aire y mitigar la posible exposición a la COVID-19.

 

Solicita información

Monitorización de la calidad del aire en interiores

Monitorización de la calidad del aire en interiores

Con estos dispositivos podemos saber la calidad del aire en nuestro espacio mediante la medición de parámetros como CO2, temperatura ambiente, humedad relativa y presión barométrica.

Adicionalmente podemos medir compuestos orgánicos volátiles (COV), gases potencialmente dañinos como el monóxido de carbono (CO) y otros como formaldehído, NO2, NO, 02, SO2 y H2S. 

Purificación del aire interior

Unidades específicamente diseñadas para la limpieza y purificación del aire interior, en cualquier tipo de local y principalmente en zonas con alta ocupación. Estos equipos están indicados también para la industria farmacéutica y aplicaciones hospitalarias.

CARACTERÍSTICAS para conseguir una buena calidad de aire interior:

  • Ventiladores tipo plug-fan con tecnología EC
  • Equipo eficiente, regulable y de bajo nivel sonoro.
  • Etapas de filtración según modelo.
  • Primera etapa de filtrado F7. Filtro de carbón activado.
  • Filtro final F9.
  • Filtro final HEPA H14, eficiencia 99,99%.
  • Cámara germicida UVc.
  • Panel de control con indicador on/off, y filtros sucios.
  • Led indicador funcionamiento cámara germicida.
  • Totalmente desmontable para limpieza y mantenimiento.
  • Paneles con aislamiento interior.
Purificación del aire interior
Control de humedad ambiental

Control de humedad ambiental

Es de vital importancia mantener los niveles de humedad relativa entre 40% y 60% para limitar el rango donde prosperan las bacterias y los virus, y así asegurar una buena calidad del aire en interiores. Un ambiente seco facilita la propagación del SARS-CoV-2. El ambiente seco también reduce la capacidad de nuestras vías respiratorias para eliminar las partículas víricas e impedir que lleguen a los pulmones. Además, la capacidad del sistema inmunitario para responder a los patógenos disminuye en los ambientes más secos.

Sistemas de desinfección por ionización bipolar

La tecnología de ionización bipolar garantiza que los iones entren en espacios donde limpian con éxito la zona de respiración y superficies. Esta tecnología ha demostrado ser altamente eficaz tanto en laboratorio como en pruebas in situ, mostrando reducción significativa de bacterias y virus, garantizando una buena calidad de aire interior

Sistemas de desinfección por ionización bipolar
Sistemas de desinfección por sistemas UV

Sistemas de desinfección por sistemas UV

Cada microorganismo, incluido el SARS-CoV-2, requiere una dosis de UV específica para su inactivación. Los sistemas de desinfección UV son ideales para complementar la filtración, ya que los virus son tan pequeños que los filtros que no son HEPA pueden ser ineficaces, garantizando así la calidad de aire interior.